octubre 09, 2015

Mermaid Avenue.

Adorable, conmovedor, sensual, espontáneo, cautivador, confortable, colorista… hay álbumes que abarcarían la totalidad del espectro de calificativos. Sin duda, Mermaid Avenue es uno de ellos.  Es una prueba fehaciente de que no hay tiempos concretos en la cronología de rock and roll para facturar piezas maestras; finales de los noventa, los astros encuentran su conjunción y las tres mil letras manuscritas nunca musicadas del cuaderno de Woody Guthrie pasan de manos de Nora Guthrie a las de, un amante disciplinado del cantautor de Oklahoma, Billy Bragg y a las de dos de los músicos más conectados del momento, Jeff Tweedy y Jay Bennett; quienes quedarán encargados de sumar el elemento necesario para que algunas de esas letras se conviertan en canciones y reluzcan como lo que siempre fueron pero nunca llegaron a ser.

Hay álbumes con los que consigues conectar finalmente dejándolos reposar, pero decididamente éste no es uno de esos. La conexión con Mermaid Avenue es inmediata. Hay melodías que instantáneamente se fijan al corazón, en las que indudablemente se percibe que sus creadores recibieron la inspiración poética de Guthrie: California Stars, I Guess I Planted, Way Over Yonder in The Minor Key, Birds and Ships, The Unwelcome Guest…, la materia lírica, en conjunción con la historia sobre de la vida y obra del cantoautor norteamericano, son los elementos que subyacen en el interior de este trabajo.

Mermaid Avenue, consiguió traer el frente de nuevo a una figura un tanto difuminada por los tiempos, muchas veces no lo suficientemente conocida para los amantes de la música. La figura de Gutrhie está en Mermaid Avenue por todas partes, en las letras si, también en los acordes, en la melodía principal y en los acompañamientos. Es una invitación más para entrar en un universo esplendido de pensamientos, sensaciones y emociones con las que nos deleito un cantoautor que siempre lucho contra la irracionalidad y la injusticia con el mejor arma que tenía a su alcance: la música.

Una vez disfrutado, Mermaid Avenue se quedará contigo para  siempre poniendo color en la vida, por muy gris y anodino que sea el momento.

1 comentarios :

musicaquemesorprende dijo...

Vaya maravilla de disco. Fue mi primer contacto con Billy Bragg. Desde entonces es un imprescindible.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates