junio 08, 2012

Till The Wheels Fall Off.

Seguro que cuando escuchamos hablar de Hillbilly a más de uno nos viene a la mente el nombre de Seldon Hank Williams, como figura actual más representativa del genero, aunque a poca distancia en el recuerdo presente también tengamos en cuenta la de los Outlaw Carnies, y, por supuesto de quien les comanda, Bob Wayne. No se si Johnny Cash le salvaría la vida, como se sirve asegurar reiteradamente, apartándole de un camino de perdición plagado de adicciones; pero la esencia de la música del legendario músico de Arkansas, emana por los monitores cuando la aguja rasca los surcos de Till The Wheels Fall Off.

Descarnada narración quizás autobiográfica de rutas infinitas por carreteras perdidas y autopistas a los mandos de un Sterling; de correrías por tugurios plagados de rednecks , en los que no es recomendable bajar la guardia ni ante la presencia de unos ojos bonitos; de vivir al límite entre ciudad y ciudad contando historias con una guitarra entre las manos.

El núcleo de los Outlaw Carnies ha desaparecido de los títulos y de lo créditos, ejerciendo para la ocasión de multi-instrumentista, a los mandos de guitarrra, sitar, flauta y dobro, Andy Gibson; Billy Contreras al violín; Charlie Cushman, banjo; Dave Roe, bajo  y Jerry Roe, batería; pero no la esencia de la sección rítmica y del sonido del que se nutre habitualmente la música de Wayne. Los ritmos recios, entretejidos por violin, pedal y guitarra, dan poca tregua a los medios tempos, y salvo las excepciones de Wives of Three, Liza o Lost Vegas , el frenesí de los textos se refleja en la música. A destacar además de los nombrados, el que da título al álbum Till The Weels Fall Off o el idiosincrático Spread My Ashes On the Highway junto con la colaboración con HanK III All My Friends.

Música de las montañas, en la voz y a manos de un vaquero en esencia y  un hardcore punk en actitud, empeñado en mantener en alto el pabellón del country rock actual y en perpetuar el legado de Waylon Jennings, Johnny Cash o Hank Williams, tanto para las generaciones actuales como para las venideras.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates