abril 15, 2015

Código Rocker (2015).


No tengo imagenes memorables de la música nacional de los ochenta más que los recuerdos de mi propia juventud -melenas, remaches y cuero negro-, no tengo más ecos de la ‘movida madrileña’ que con los que tanto ha machacado la radio-fórmula a través de los tiempos; ni del rock and roll que en esa época que procedía de la Ciudad Condal. No soy demasiado de Loquillo, aunque reconozco que siempre le sobró actitud –algo muy valioso cuando uno se dedica a la música- , buen hacer y oportunidad a la hora de relacionarse con otros músicos/compositores que le sacaran las castañas del fuego a la hora de escribir canciones, llámense Carlos Segarra, Sabino Méndez o José María Sanz.

Sin querer profundizar en polémicas fútiles, tengo que decir también que me importa un huevo si Loquillo hace anuncios de bancos o de cervezas, y que realmente lo que me importa es solo eso, LA MÚSICA, y pasar un buen rato al lado de un buen disco. Si no fuese así, seguro que me hubiese perdido muchísimas cosas sobresalientes; desde la discografía completa de Ted Nugent hasta el Axis Blood As Love de Jimi Hendrix o el Quadrophenia de los Who.

Dicho esto, creo que en Código Rocker, Loquillo ha reutilizado ese don de la oportunidad que siempre tiene tan a mano; pues lo que podía haberse convertido en otro disco más de repaso de carrera musical, esa fórmula tan trillada por cantantes venidos a menos –lo que no digo que sea el caso del cantante barcelonés- se ha convertido en un discazo disfrutable desde el minuto uno. Desde luego que no se le puede reprochar, a Loquillo –claro está-, que no ponga ganas cada vez que revisita uno de sus viejos temas; pero lo que tengo clarísimo que más de la mitad del mérito de que este disco suene como lo hace es de Mario Cobo e Ivan Kovacevic –que aquí militan como Nu-Niles y que muchos hemos conocido mejor a partir de su ‘alter ego’ musical, Los Mambo Jambo-.

Para quien se despiste fácilmente con los títulos o las imágenes de cubierta, cabe decir que este artefacto podría haberse titulado perfectamente Código Rocker Nu-Niles & Loquillo, porque desde el arranque se percibe el rockabilly sudoroso, el twang guitarrero y el aroma tex-mex de la música de la banda barcelonesa. Mario Cobo es un guitarrista genial, curtido en todos los palos –para mi de lo mejorcito que se puede encontrar en el panorama nacional actual- y Ivan Kovacevic un gran contrabajista y compositor; que se han acercado al repertorio de Loquillo para parir un disco redondo con sabor a puro rock and roll de los años cincuenta.

Por si sentiste cierto impacto negativo al contactar visualmente o al oír mencionar la publicación inminente de Código Rocker, la mejor forma de disiparlo es sentir de cerca el sabor de ese género tan genuinamente americano llamado rock and roll con piezas tan contundentes como Eres Un Rocker, Quiero Un Camión o Channel Cocáina y Dom Perignon, el aroma del doo-woop de Piratas o versiones hilarantes como las del I Fought de Law de Sonny Curtis –Luché Contra La Ley- o del Someday Someway de Marshall Crenshaw –En Cualquier Momento-.

Detractores de Loquillo, si os gusta el rock and roll, por favor obviadlo porque sin dudarlo esté será vuestro disco... 'No hay color...'


6 comentarios :

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Un disco cojonudo de rock and roll, los Nu Niles han multiplicado a Loquillo. Totalmente de acuerdo con tus consideraciones, Aurelio. ¡Somos rrrrrrockers!

Un abrazo.

Addison de Witt dijo...

Yo también lo estoy disfrutando de lo lindo, y es que me gusta el loco que le voy ha hacer.
Un abrazo.

Javier de Gregorio dijo...

¡Vamos a por él! El Loco y los Nu Niles se merecen todo el apoyo de la inmensa peña rocker, desde los 15 a los 75 años.
Saludos,
JdG

Aurelio dijo...

Este disco es impactante, potente, delirante... Cada vez que lo escucho más me gusta... Y por lo que veo, os ocurre lo mismo.

Un abrazo y buen fin de semana, amigos.

P.D. por cierto, Gonzalo, comentar de modo anécdótico -porque 'a palabras necias oídos sordos'- y aunque personalmente no tengo el placer de conocerte, de lo que llevo siguiendote en Ragged Glory y con lo que vamos comentando en la 'fauna blogera' nunca saqué la impresión de que 'vayas de sobrado' o 'tu intención sea dar lecciones'... Creo que ese día los Trolls hicieron su labor en el blog de Addi...

Reitero mi abrazo nuevamente a los tres y a quienes pasáis por aquí, aunque no comentéis...

Buen finde pa to quisque...

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Aurelio, si no me equivoco el comentarista del blog de Addison se refiere a Loquillo, no a mí.

Un abrazo.

Aurelio dijo...

Uppss, parece que lo entendi mal...

Un abrazo.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates