mayo 26, 2014

¿Todo sigue igual?...

Quizas no esté demasiado 'legitimado' para opinar, pues formo parte de ese más del 50% del electorado que ha dedidido mostrar su desaprovación y repulsa contra la situación política actual no ejerciendo su derecho al voto; pero tras la conclusión de la jornada electoral, me duele contemplar como todo parece seguir siendo lo mismo... Nadie parece perder... Todos ganan y... en este orden de cosas... la cosa anuncia continuidad.

La verdad es que todo esto me está dejando hoy una sensación un tanto amarga; parece que nadie ha recogido el mensaje de los casi 25.000.000 de españoles -descontando a los que no pueden votar por no tener este derecho reconocido- que astiados de los escandalos de corrupción, de las medidas económicas puestas en marcha con el único fin de favorecer a quienes tienen el poder económico en este país y dirigidas contra quienes son victima indefensa de la crisis económica; en el que claramente leo que hay una amplia mayoría de ciudadanos que estan cansados de un sistema que hace aguas por doquier y que día a día da más razones para pensar que no funciona.

Se puede decir que soy un tanto esceptico (aunque la cosa no viene de ahora, ni de poco tiempo, más exactamente de una situación vivida en un conflicto laboral -hace bastantes años- en el que ejerciendo mi derecho a la huelga, junto a mis compañeros, fui minguneado contemplando las artimañas con las que los políticos nos pasaban por cima el 'rodillo' del poder) y mi excepticismo ha provocado que me situe en una situación de desconfianza de la que no saldré a menos que alguien que pretenda gobernar este país me demuestre que es 'legal'. Se que me podéis decir que para que eso ocurra es necesario votar previamente a alguién nuevo; a lo que, sabiendo que es una incongruencia, me resisto.

Mientras tanto me quedo con quienes me quieren y a los que quiero, con las luces del amanecer y las del atardecer, con apretar la mano o abrazar a un amigo y, por supuesto, con la música; un aliado que no defrauda y alimenta compas a compas con positividad mi corazón, que hoy parece un tanto dolido.

Y un tema como éste pone en marcha hasta el corazón más dormido...

4 comentarios :

KARLAM dijo...

No es un tema del que me guste hablar en público ni en privado pero bueno, ahi va:

Yo opinaba como tu cuando tenía la mitad de los años que tengo ahora... pero hoy en dia ya no. Siento discrepar. No todo sigue igual y a la vista está que hay mucha gente asqueada con el sistema que apuesta por otra alternativa. Válida o no el tiempo lo dirá... Me parece que el PPSOE no tienen mucho que celebrar aunque sigan dominando... seguramente ambos esperaban otros resultados ateniéndose a las encuentas.

Los que no votáis y los que lo hacen en blanco, más que mostrar una disconformidad, solo estáis favoreciendo a los "grandes partidos" con ello en el recuento final, y además perjudica a los minoritarios porque puede hacerlos desaparecer.

Otro dato que conviene recordar: Las mujeres en este país pudieron votar por primera vez hace 80 años... Sinceramente, hablar de abstención me parece tremendo.

A mi me decían de chavalete: "si no votas, no cuentas", y es verdad. Hay que tomar un poco más de conciencia con esto. Nos guste o no, el sistema con todos sus defectos, solo se puede torpedear desde dentro. Es decir, votando! Tu voto es más válido de lo que piensas, no es solo un "derecho", es la única forma válida de hacer ruido, que se nos oiga e intentar cambiar. Y hay que hacerlo aunque sea por joder.

Saludos

Addison de Witt dijo...

Desde luego la abstencion el altísima y eso es algo preocupante, pero se ven aires de cambio que espero se consoliden en las próximas elecciones.
Abrazo.

Aurelio dijo...

Me parece bueno tu razonamiento, Karlam, pero quizás nuestras posturas no parecerían tan encontradas si hablasemos del tema en vivo y en directo. La abstención puede que no sea buena, cuando tienes el derecho y el deber de votar y teniendo en cuenta que, como tu dices, hay personas que no han podido ejercer el derecho hace tiempo; aunque siento que no me ha quedado otra opción.

Se que puede haber personas que en política tengan principios y ganas de hacer cosas, pero la vida me ha demostrado que la mayoría solo busca un cobijo para sus intereses propios y los de su circulo cercano. Las reglas cambiarian si se estableciese un marco en el que incurrir en irregularidades, negligencia, corrupción, mala gestion tuviese repercusiones penales. En ese marco es dónde creo que realmente entrarían en política solamente quienes tuviesen principios y quisiesen verdaderamente desean hacer algo por los demás.

Gracias por opinar a ambos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Esto si que da miedo:

https://www.youtube.com/watch?v=N0M07PXNJko

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates