mayo 22, 2014

'Máxima Prioridad'.

Últimamente rondan por la mesa del estudio, en el que se música y palabras se mezclan para escribir mis Historias de Rock and Roll, tres álbumes de la misma añada que sucesiva e ininterrumpidamente giran en el reproductor, y que en el año 1979 tuvieron una repercusión mediática bien distinta; eran aquellos años en los que la radio-formula se mostraba aún como un vehículo de difusión musical más que como un instrumento publicitario al servicio de las grandes distribuidoras, eran aquellos años en los que el rock and roll todavía era relativamente habitual en las ondas hercianas.

Aún así, era difícil encontrar programado alguno de los temas contenidos en Top Priority en las emisoras de contenido mainstream, y como buen degustador de rock and roll, y ante la inexistencia de Internet en el status quo actual, tenías que dirigirte a las emisoras especializadas para intentar hacer una cata de nuevo material. Desde luego que no eran aquellos los tiempos en que Rory Gallagher fuese precisamente un ídolo de masas; aunque creo que a día de hoy y con la capacidad de difusión que, tanto el nuevo material como el antiguo ha alcanzado con tan solo teclear unas cuantas palabras en la red, su figura y su música siguen siendo unas perfectas desconocidas para una amplia masa de oyentes de rock and roll.

Seguro que muchos recordarán, musicalmente hablando, al 79 por ser en el que las ondas radiofónicas vertían insistentemente Man Gave Names To All The Animals o Lady Writer y más bien serán pocos los que recuerden ese año por los riffs vertiginosos de Follow Me, salvo que perteneciesen a ese grupo de jóvenes que intercambiaban y compartían compulsivamente vinilos, intentado absorber como esponjas todo el rock and roll que se iba publicando.

Para Rory Ghallagher 1979 era el año siguiente a una extenuante gira por los Estados Únidos presentado su anterior trabajo, Photo-Finish, en el que entre concierto y concierto en habitaciones de hotel y camerinos, había ido preparando el material para el que iba a ser su cuarto álbum para Chrisalys; para el que había obtenido Máxima Prioridad de los ejecutivos de la discográfica y para cuya compilación había solicitado la colaboración de sus habituales e insustituibles compañeros de fatigas, Gerry McAvoy y Ted McKenna.

El cambio de discográfica había supuesto un cambio de orientación en la trayectoria musical del arpista Irlandés genio de la Strat, que había operado de forma paulatina a través de los previos, Against The Grain, Calling Card y, el ya mencionado Photo-Phinish; en los que el blues había pasado a un segundo plano, formando ahora parte de la materia prima sobre la que construir fragmentos fulminantes de hard rock o melódicas y distorsionadas baladas. Siendo Top Priority uno de los eslabones centrales en su discografía, en el figuran piezas fundamentales en su repertorio, como la vertiginosa  Follow Me o la declaración de principios y fundamentos roqueros contenida en Wayward Child. Exuberancia y energía rebosan en At The Depot, que junto a la indispensable Bad Penny, cristalizan en una incursión particular en el terreno pantanoso del Southern Rock.

Top Priority es desde luego un buen punto de partida para el profano, pero también una buena ocasión, para el iniciado, de rememorar la figura y obra imperecedera de ese gran guitarrista que fue y que, en la memoria de muchos, sigue siendo Rory Gallagher.

6 comentarios :

21st Century Schizoid Man dijo...

Siempre he respetado mucho a este hombre; mi ex novia era fan de él, y discos como si Irish Tour o su Tattoo, difíciles de olvidar, sin duda. Un guitarrista infravalorado. Una pena.

UN abrazo, Aurelio, excelente entrada.

Javier de Gregorio dijo...

Nada de acuerdo en que sea un guitarrista infravalorado. Para los que somos abueletes, le hemos visto en directo, escuchado hasta la saciedad y hablado mucho de él (y corrido la voz en su momento), Rory es, y será siempre, uno de los grandes, una de las referencias guitarreras en el estilo (si no mayoritario, si muy aceptado) del blues-rock.
Saludos,
JdG

Addison de Witt dijo...

Uno de mis favoritos de Rory, claro que en los setenta y desde sus inicios con Taste no hay nada que no me guste del irlandes de dedos de oro, gran entrada y gran año aquel 1979.
Abrazo

Aurelio dijo...

Schizoid: Gracias por los elogios, satisface mucho encontrar aprobación en los demás haciendo lo que tanto te gusta, pero te cuesta.

Javier: Valoradísimo por ti y por mi y por muchos otros con los que peinamos canas y que le descubrimos cuando eramos unos crios, aunque creo que a nivel general no se le ha dado el reconocimiento que merece...

Adi: La verdad es que a mi me gusta más su etapa rockera que blusera y sobre todos los álbumes de esta etapa de su carrera. Gracias por el elogio, amigo.

Buen fin de semana a todos y gracias por opinar.

Un abrazo.

Benet Rockfloyd dijo...

A Top Priority le tengo un cariño especial, incluso más que a otros mejores de Rory, pero es que este álbum me acompañó en muchos momentos en mi juventud. Me apasionaba y me sigue apasionando.

Aurelio dijo...

En el convencimiento de que tenemos muchos álbumes que nos unen musicalmente, con este compartimos un sentimiento especial... Yo también llevo escuchandolo desde los 16, y me recuerda mucho aquellos dificiles pero 'maravillosos años'...

Gracias por opinar Benet.

Un abrazo.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates