diciembre 19, 2010

Don Vliet Obituario.


Don Vliet, más conocido por Captain Beefheart, nos ha dejado a los 69 años de edad, tras años de lucha contra la esclerosis múltiple. Aunque su legado musical, pictórico y lírico nos acompañará para siempre, se apaga una de las figuras menos conocidas del mundo del rock, cuyo espíritu innovador ha dejado marca en el mundo de la música y del arte.

Hijo de inmigrantes holandeses, nació en Glendale (California) en 1941, a muy temprana edad destacó por sus cualidades artísticas. Forjó su personalidad y visión del mundo, junto a su amigo de juventud Frank Zappa, con quién compartió sus primeras experiencias musicales en bandas como The Blackouts y The Omens.

Su pasión por los clásicos del blues, dejó marca en su estilo musical, convirtiéndole en el Howlin´Wolf alternativo de finales de los 60 y principios de los 70. Su rango vocal alcanzaba las 4 octávas y media, su poesía visionaria evocaciones extraterrenales y su ego dadaísta e iconoclasta le coloreó con los tintes de artista de contra cultura.

Perseguido por el desastre comercial, en 1969 con la producción de su amigo Frank Zappa, dio a luz una de las obras más brillantes de la música rock de todos los tiempos: Trout Mask Replica, cuya influencia se extiende más allá del terreno propiamente musical. Matt Groering (el creador de los Simpson), calificó el álbum como el mejor de todos los tiempos.

La sonoridad anárquica de sus composiciones musicales responde a una auto exigencia continua, pese a quienes piensen lo contrario al escuchar cualquiera de sus obras, y la obsesiva persecución de la perfección asonora y desacompasada, a través del control tanto en el proceso de composición como en el de grabación, le llevó a ganar odios y rupturas con los demás integrándes de la Magic Band que capitaneaba.

Para desconocedores de su arte y de su música, su mundo sonoro y poético es extrapolable al de artistas, tan próximos para nosotros, como Salvador Dalí, de tal forma que sería recomendable para la compresión de la obra del pintor español, si se visita su museo en Figueres, el audicionado de clásicos como Dock at the Radar Station o Lick my Decals off, Baby.

Retirado de la música desde los primeros 80, colmado de desencanto con el mundo del show-bussines y aquejado ya de esclerosis múltiple, ha dedicado sus últimos años a su faceta de pintor de vanguardia, en cuya obra ha quedado plasmada la misma realidad contra cultural que en su música.

Don nos ha dejado, pero su música quedará para siempre a los amantes del rock and roll del presente y del futuro, colaborando con el descubrimiento de mundos musicales nuevos e inéxplorados.



Para conocer más sobre la obra de Captain Beefheart:

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates