febrero 13, 2015

En el reino del relax...

Desde que maduré musicalmente, cosa que ocurrió cuando descubrí que tener prejuicios sobre música es como caminar por la calle con los ojos vendados, no tengo problema en acercarme a géneros y estilos. Aunque a ‘la copla’ no llegué todavía, al jazz llegué hace tiempo. Las ansias por experimentar con estructuras distintas a las convencionalmente utilizadas por el rock and roll, me llevó a explorar un mundo infinito de sensaciones, de texturas y de sabores. Además de la experimentación, investigar sobre las fuentes que muchos músicos citan, me llevó también a descubrir álbumes sensacionales con los que con quince años ni me hubiese atrevido.

En el jazz, como en el resto de los géneros hay discos imprescindibles… Para mi At Fillmore East de los Allman Brothers es tan básico que lo llevaría conmigo a una isla desierta… En el mismo paquete iría, indudablemente, Kind Of Blue de Miles Davis… Dos discos distintos, pero tangenciales, y más teniendo en cuenta el peso que la música del trompetista californiano tiene en el leitmotiv inspirador de una banda como la de Georgia.

Kind Of Blue es sinónimo de improvisación, un arte extrapolado frecuentemente al rock –elemento fundamental en las jam songs de los Allman- que como bien definió Bill Evans ‘consiste en ese arte en el cual el artista es forzado a ser espontáneo. El artista debe de practicar una disciplina en particular; la de permitir expresar las ideas en comunicación con sus manos, pero de manera tan directa que el pensamiento no pueda interferir’. En el jazz la improvisación es uno de los elementos fundamentales; los temas transcurren siguiendo un patrón progresivo prefijado –mayor, menor…- sobre los que fluye melódicamente cada instrumento utilizando la forma modal correspondiente –modo locrio, jónico, eólico…-, residiendo la magia en la forma práctica con que cada músico utiliza cada modo para interpretar lo que le sugieren las emociones.

Kind Of Blue es la expresión de la espontaneidad, fiel reflejo de la aplicación práctica de los principios teóricos antedichos; cada tema es único e irrepetible, aunque se deje sentir la similitud de los temas contenidos en el álbum con otras versiones posteriores o coetáneas de los mismos. Cada miembro del sexteto es un músico de excepcionales cualidades, teniendo en cuenta que junto a Davis están John Coltrane, al saxo tenor, Cannonball Adderley al saxo alto o Bill Evans, al piano… So What, Freddi Feeloader, Blue In Green, la fantástica All Blues o Flamenco Sketches son una delicia para los oídos y un regalo para los sentidos, una invitación a la reflexión y al relax, una invitación al sosiego de los sentimientos, una maravilla a la que se le encuentran matices distintos en cada merecida escucha.

Hay álbumes de los que podría prescindir, aunque cada cual me aporte un pedacito de confort distinto, pero no de Kind Of Blue; ejemplo claro del porque la música tiene la consideración de arte. No deberías demorar un día más su disfrute...


6 comentarios :

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Una obra perfecta, extremadamente hermosa, que Davis será capaz de igualar, si no mejorar, con "In A Silent Way", "Bitches Brew" y "On The Corner”. El motivador por excelencia del jazz, el Cholo Simeone de la música.

Un abrazo, Aurelio.

Aurelio dijo...

Los tengo en la recamara, Gonzalo.

Un abrazo y buen fin de semana.

Alex Palahniuk dijo...

No hay palabra en el diccionario que pueda definir la grandeza de este disco: es demasiado grande como para ser descrito. Un disco transversal que sobrepasa cualquier tipo de frontera.

musicaquemesorprende dijo...

Muy acertado en el concepto de las Jammsongs de los Allman. A mi modo de ver esto lo empezaron Cream que fue el primer grupo que hizo rock y blues casi con estructura de Jazz. Los Allman lo bordaron. Tanto es así que hace poco leí que el primer grupo de Chick Corea, Return to forever, para inspirarse no oían jazz si no a los Allman.
Yo no me cerraría a la copla. Hay cantantes de copla con canciones muy buenas. Cuando en la radio ponen buena copla la sigo y está muy bien.

Aurelio dijo...

Los Allman Brothers utilizaban en su música conceptos del blues, tecnicas de ejecución -como el slide-, utilizando en la construcción de muchos de sus temas las estructuras del jazz, maravillados por álbumes como Kind of Blue. Que Cream puedan ser o no los precursores de la aplicación de los conceptos del Jazz al rock, no lo discuto; no me he puesto a pensar en otros precedentes. De todas formas tanto Bruce como Baker, venían del mundo del jazz, aportando al trio su experiencia y bagaje musical.

Por cierto, bienvenido a este sitio y gracias por opinar.

Un abrazo.

Aurelio dijo...

Completamente de acuerdo, Alex. Este es un gran disco, independientemente de las etiquetas que queramos colocarle.

Un abrazo.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates