enero 26, 2015

Luck & Desire (2014).

Las melodías con las que uno se rodea cada día, son un indicador preciso del estado anímico con el que te despiertas. Muchas veces, uno de esos álbumes en los que la música está envuelta en un aura de nostalgia es lo más indicado para curar los dolores del corazón –aunque sea como hurgar en la herida al ahondar en la tristeza-; suelen funcionar conmigo, tanto o mejor que una aspirina para calmar un mal dolor de cabeza; aunque lo que definitivamente funciona es saber sobreponerse a la adversidad y luchar para que nada consiga borrarte la sonrisa. Es curioso, pero esta filosofía –según su autor, el del álbum en cuestión- encaja perfectamente con un disco del que podríamos decir que se encuentra entre los de esta categoría: Luck & Desire.

Josh Grider se desenvuelve musicalmente en una línea totalmente opuesta a los sonidos más añejos del country outlaw, aunque utilice la paleta de colores de la música propia de su Texas adoptivo y en sus acordes podamos escuchar los ecos amplificados de la esencia musical de Nashville. Sus canciones se recrean en el sentimiento, en sacar brillo al placer que produce disfrutar de las pequeñas cosas de la vida; utiliza la balada como buen cantautor, aunque se desenvuelve con armonía tanto en los medios tiempos como cuando el pulso del tema se acelera y la música brilla entre frases de guitarra y ecos de pedal steel.

Luck & Desire, es un compendio de canciones en las que el músico de Nuevo Méjico y su guitarra, significan el placer de sentirse satisfecho por haber conseguido sus metas personales a base de talento, lucha y superación –Luck & Desire-, sirven para rememoran los tiempos en los que el disco sencillo era soporte fundamental para decorar el día con melodías –On Vinyl-, muestran a la perseverancia y la insistencia como actitudes vitales esperando que la suerte aparezca y el azar ponga las cosas en el estado en el que siempre se ha deseado que estuviesen –White Van-. La voz de barítono de Grider, las armonías al cruzarse con la de su esposa, Kristi Foster ,–Skin and Bone-; la cuidada producción de los temas, dan al álbum un ligero sabor pop sobre el que predomina claramente la esencia country rock que se deposita en las canciones.

Luck & Desire es una colección de piezas creadas por un cantautor cuyos usos no están demasiado lejanos a los de un clásico como Yoakan ni próximos en demasía a los de un neófito como Mayer, pero que con corazón consiguen despejar los sinsabores de una jornada cualquiera; aunque no es necesario tener un mal día para colocarse delante de el y disfrutarlo.

Que conste que de momento, para mi, el lunes está siendo perfecto.

Feliz inicio de semana…

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates