noviembre 14, 2014

Blues Pills (2014).

Aunque su próxima pasada por nuestro país, hasta el momento, no está prevista hasta el verano de 2015 (6 de agosto, Festival de Leyendas del Rock de Villena) Blues Pills son ya unos veteranos de nuestro circuito de salas. De hecho son una banda que se ha forjado sobre los escenarios recorriendo continuamente la vieja Europa, desde que en 2011, capitaneada por Zach Anderson y Cory Berry –ambos ex-Radio Moscow- y la vocalista sueca Ellin Larsson, ejerciente de maestra de ceremonias; pusieron en marcha su propósito de pintar la escena musical europea con su visión particular de la psicodelia.

Las coincidencias entre el sonido de Blues Pills y Radio Moscow son argumentales como cabría esperar, aunque hay que decir que Anderson, Berry y cía. se han sabido deshacer de los elementos sonoros de carácter barroco que subyacen en el sonido de la banda americana, optando por un cóctel más típico de la psicodelia americana pre-Woodstock. De hecho se podría asegurar sin temor a errar que están a medio camino entre la música de Big Brother & The Holding Co. y Jefferson Airplane, con reminiscencias del sonido con el que los británicos Fleetwood Mac crearon dos fantásticos álbumes titulados Kiln House y Then Play On.

Con arraigo en la escena musical europea, este conglomerado de nacionalidades surgió de la corriente europea revivalista del blues rock setentero; de hecho Don Alsterberg –Graveyard- ha estado implicado de principio a fin en todo el proceso de elaboración, desde la mesa de grabación hasta en las tareas de producción,  de este –Blues Pills- su primer larga duración.

Blues Pills es en si más una compilación que un catálogo de nuevas canciones, pues  esta basado fundamentalmente en versiones de los temas contenidos en sus dos Ep’s -Bliss y Black Smoke-, mezclados con algún tema de nueva producción; todos ellos revestidos de un sonido directo y demoledor. Aunque en cortes como Astralplane se adivina el pincel melódico de Peter Green en las guitarras del francés Dorian Sorriaux, la voz de Ellin convierte al tema en electrizante a la vez de conmovedor. La energía se masca en el ambiente desde el arranque de High Class Woman, haciéndose evidentes las dotes de la vocalista sueca para conjugar géneros; blues y soul se funden con la gracia, la facilidad, la potencia con la que Janis concelebraba, creando una atmósfera densa de rock and roll.

Potentes, cañeros, electrizantes y cautivadores… quizás los temas contenidos no emanen un aire innovador, pero ésto lo suplen con creces las ganas que demuestran para hacer vibrar al oyente; lo que convierte a Blues Pills en un álbum plenamente recomendable.

1 comentarios :

Music promote dijo...

Brilliant music, I love that heady blend of sounds. you must try this Free Music Promotion which really helps to increase your traffic. Regards Musician Promote

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates