abril 04, 2014

Aullando en 'Reino de Lobos'.


No se puede decir que Jordan Cook esté precisamente innovando musicalmente cuando se pone ante su Gibson ES 335 y el drum-kit, pero hay algo que firmemente le distingue de los guitarristas de hoy en día que decidieron seguir la senda marcada por Jimmy Hendrix en el arte de tocar la guitarra para atacar el blues con la potencia del rock, y sin duda es la actitud.

Nunca he creído que la actitud importe demasiado cuantitativamente cuando lo que sobra es aptitud, al tratar de distinguir el trabajo de un solista o banda, pero creo sinceramente que a este joven guitarrista canadiense le distingue ante todo la vehemencia, el ímpetu que demuestra para enfrentarse al directo.

El formato hombre-orquesta es rara avis en lo que a rock and roll se refiere, pero con las limitaciones que impone a la hora de colocarse ante grandes audiencias, Mr. Cook se desenvuelve con soltura melódicamente sobre un ritmo que auto confecciona a base de percusión y de riffs potentes construidos sobre afinaciones abiertas, manejando una paleta de colores que oscila entre el blues, el rock alternativo y el grunge.

Con el sobrenombre de Reignwolf, Jordan Cook hace difícil describir con palabras lo que evidencian las imágenes:




+ info: Website.

2 comentarios :

21st Century Schizoid Man dijo...

Mola mucho este hombre. Tampoco es que sea un Dios pero bueno, creo que lo hace muy bien. Un abrazo, compadre. Pase ud. muy buen fin de semana

Aurelio dijo...

Esperemos que el chico acabe completando un álbum para escucharlo con relajación, aunque su estado natural es el directo.

Gracias por opinar.

Un abrazo.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates