diciembre 08, 2011

J.J. Cale Live.

Continuando un poco con el 'swamp rock' del que tanto disfruté el pasado viernes y presa del grato recuerdo que, en otras manos, me dejó 'Sensitive Kind', he recuperado de los 'archivos' al gran J.J. Cale, para volver a saborear la música de manos de su autor.

Descubrí, seguro que como muchos otros, al 'mago' de Oklahoma City a primeros de los ochenta, a través de los créditos del álbum 'Just One Night' de Eric Clapton, en el que por aquellos tiempos estaba enfrascado y del que extraía sus 'jugos' a base de reproducirlo una y otra vez en mi cassette mono, y utilizando la fórmula, que en parte se está perdiendo hoy día, de tirar del hilo que sobresale de la madeja. Han pasado mucho años de eso y hoy día tengo el placer de seguir disfrutando de su música como el primer día.

Cale ha sido y sigue siendo un músico discreto, que siempre ha gustado de dejar su actividad musical en un segundo plano, para disfrutar de una vida sencilla y familiar, trabajando en la manufactura de sus propias guitarras y grabando canciones en estudio, más o menos, regularmente para disfrute de sus fans, prodigándose poco en el directo. La austeridad personal se plasma inigualablemente en sus canciones, retazos de sensibilidad, en la que las frases de guitarra te extraen y te sumen en la calma a que induce su voz.

La colección de canciones que he elegido para ello es el directo 'J.J. Cale Live, que está dedicado a quien tan bien supo recoger la esencia de este fantástico músico, disco a disco, en las tareas de producción, Audie Ashworth; que vió la luz en el año 2001 como compendio de los conciertos que Cale dio por Europa y América desde el año 1990 hasta 1996, y que a la vez, también es un conglomerado de sus temas más conocidos.

Nada resta que decir de lo que ya se ha dicho, de temas como 'After Midnight', 'Call Me The Breeze', 'Sensitive Kind', 'Cocaine' o 'River Boat Song', pero además de todos los atributos que cada uno podamos añadir a las mismas, cabe decir que este disco en particular goza de un sonido fantástico y de un plantel de acompañantes de primera magnitud, entre los que nos encontramos, además de a su segunda esposa Christine Lakeland, quién hace sus pinitos vocales en 'Money Talks', a grandes 'gregarios' del rock and roll como Jim Karstein, Spooner Oldham, Tim Drummond y, su inseparable, Bill Raffensperger.

Buena forma de hacer una visualización rápida de su extensa discografía, la cual no es tan solo un referente de buenas sensaciones para quienes disfrutamos del rock and roll de todos los tiempos, sino que, también, lo ha sido y lo es, para grandes de la música como Eric Clapton o Ronnie Van Zant,  quienes de la magia de la música de Cale han extraído fantásticas versiones.

Roll on...!!!


3 comentarios :

luther blues dijo...

Uno de mis heroes ,su antirockstar lo hace mas inalcanzable ,muchos le deben tanto que no alcanza para pagar su hipoteca ,se merece un disco tributo ya ,ahora jeje
Me ha gustado descubrir este lugar con tu permiso te enlazo y te dejo un link de un post que le realize a mister Cale hace unos dias por si te interesa
Un abrazo

http://101bluesllegar.blogspot.com/2011/11/jj-cale-gothic-theatre-2004.html

manel dijo...

Un verdadero genio. Menor quizás pero un genio. Con una gran personalidad y un estilo propio. Cosas ambas muy difíciles de conseguir. Un crack. Saludos.

Aurelio Pérez dijo...

Un genio sin duda, que ha dejado huella no solo en quienes disfrutamos del rock and roll, sino también en los grandes de la música, quienes han recogido su esencia para hacer suyas las versiones de sus temas.

Gracias por leer y opinar.

Saludos.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates