diciembre 20, 2011

'The Gregg Allman Tour'.

Últimamente he leído algunas entradas que hacen referencia a la esta época del año a la que nos vamos acercando, que tratan de como los sonidos evocan y abocan a la Navidad. Para mi la Navidad, supongo que como para muchos otros, no es la mejor época del año que digamos, pues los sentimientos positivos se difuminan con recuerdos tristes. La medicina que cura 'mi corazón', además de la cercanía a los seres queridos, es la música y para momentos de esta naturaleza suelo tirar de un disco, en el que la música viaja desde pasajes dinámicos a momentos intimistas, que me inhibe del mal rollo y hace soportable el martirio de las reuniones; The Gregg Allman Tour.

Publicado en 1974, bajo la producción del propio Gregg y, del encargado de producción del mítico sello Capricorn Records, Johnny Sandlin, contiene extractos de los shows en vivo realizados en el Carnegie Hall de Nueva York y en el Teatro Capitol de New Yersey, de la gira de presentación de su primer álbum en solitario 'Laid Back'; es una delicia en todos los sentidos.

Acompañado por un plantel de primera categoría, se deja sentir la presencia de las guitarras y voces tanto de Charles Scott Boyer como de Tommy Talton, almas mater de Cowboy, entre cuyas filas se encuentran nombres tan notables como los de Chuck Leavell o Randall Bramblelt; banda que pone las texturas de fondo necesarias con una instrumentación de acompañamiento que, aún creando una ambientación musical distinta, evita que se eche en falta a la sección ritmica de los Allman Brothers.

Con una selección de canciones exquisita que contiene, como no podía ser de otro modo tratandose de un álbum en directo y en solitario de Gregg Allman, clásicos de los 'Hermanos' como 'Stand Back' o  'Dreams', junto a otros temas de propio cuño de Gregg, como 'Don`t Mess Up a Good Thing', 'Queen of Hearts' o 'Will the Circle Be Unbroken', que sin dejar de lado al southern, exhalan un soul que vivifica el espiritu. Mi favorita aventajada del álbum es, sin duda, la fantástica 'Oncoming Traffic', en la que la melodía intimista del piano está aderezada de manera especial por la voz pastosa tan caracteristica de Gregg, cuya sobriedad se realza con los acordes de una maravillosa sección de cuerda. El sonido, al más puro estilo 'honky tonk', de los pianos, el gemido de las slides y los pasajes acústicos, se conjugan de manera extraordinaria en este álbum y conducen desde la añoranza al más puro optimismo.

Quizás me ciegue la pasión que siento por la música de los Allman Brothers, pero he de decir que este disco es especial para mi y que ocupa un lugar similar al que ocupan los demás de la primera formación de la banda,  que al igual que éste, despues de escucharlos durante más de treinta años, me siguen maravillando.


Aquí dejo una lista de reproducción por si alguien se despistó y todavía no ha escuchado 'The Gregg Allman Tour'.

3 comentarios :

ROCKLAND dijo...

Soberano directazo. No es muy conocido pero rebosa de feeling y calidad por doquier.
Las versiones de "Queen of Hearts" o la tradicional "Will the Circle Be Unbroken" son mágicas.
Saludos.

paulamule dijo...

Supongo que ya sabrás a estas alturas que fui haciendo una a una las críticas de toda la discografía de Gregg en solitario y este disco ocupa un lugar de honor en mi corazón.
Impresionante y muy emotiva interpretación. Una joya.
Salud.

Aurelio Pérez dijo...

Rockland: lo único que echo de menos es no poder escuchar en primer plano los acordes que al final y a hurtadillas suenan de 'Little Martha'.

Paulamule: Un día de éstos tengo que ponerme con las etiquetas de tu blog y entrar en materia.

Gracias por leer y opinar, pareja.

Ah!!! Felices Fiestas.

Un saludo.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates