septiembre 12, 2011

Opera sureña.

Los ‘Truckers’ son ya una banda veterana dentro del panorama del rock and roll americano actual, con una discografía lo suficiente amplia y con un estilo propio, que han ido modelando a través del tiempo, influenciado, sin duda, por los cambios de personal habidos en su seno, durante sus más de 20 años de existencia. Han sabido plasmar en su música, como nadie, además de las influencias musicales recibidas en su infancia y adolescencia, la esencia la América más profunda dimanante de sus raíces sureñas.

De su, ya, abundante obra musical hoy me voy a permitir rescatar un álbum, que para mí se ha convertido en un clásico y en un ‘imprescindible’ en mi colección discográfica: Southern Rock Opera.

Con pocos álbumes a sus espaldas, presididos por un sonido que algunos se atrevieron a denominar como country-punk, se sumergieron en una aventura musical arriesgada, empeñando su pecunio personal y familiar, que fructificó en una obra maestra de la música actual, a través de la cual, muchos hemos conocido la verdadera esencia de la realidad sureña. Hemos conocido a los personajes que forman parte de ella, al Gobernador Wallace, al Sheriff Bufford…, a través de las notas y las letras de este álbum. Southern Rock Opera no es únicamente una narración, con orgullo y en primera persona, de la realidad de los estados más pobres y más vapuleados por la naturaleza de los States, sino también, es un tributo a uno de los clásicos por antonomasia del rock and roll: Lynyrd Skynyrd. Southern Rock Opera es, sin duda, un disco con corazón propio.

A la hora de destacar un tema en concreto la cosa se pone difícil, diría imposible, pues cada canción se enlaza a la siguiente en una continuidad que hace que ninguna sea prescindible; aunque, yo, desconocedor de la realidad sureña narrada en el álbum, hasta que lo escuché por primera vez; destacaría uno, simplemente por el hecho de contar una historia muy conocida: Ronnie and Neil, que describe casi ‘con pelos y señales’ la replica que, a Southern Man y Alabama, dió Sweet Home Alabama, para tratar de eliminar la dualidad que de estos podía significarse (sureño/racista) y de cómo Ronnie Van Zant y Neil Young se convirtieron en amigos, y éste último compuso Powerfinger para los Skynyrd.

Como decía antes no hay ningún tema que considere prescindible en este álbum, Zip City, Dead Drunk and Naked, Guitar Man Upstairs, Let There Be Rock, Women Without Whiskey, pues todos son clásicos y forman parte del repertorio de los Truckers en directo.

Drive-by Truckers es una de las bandas actuales con las que tengo una empatía especial, aunque alguno de sus trabajos no me halla convencido plenamente, quizás porque sean de mi generación y cuenten historias con las que me identifico en el tiempo.

Southern Rock Opera además de ser ya un clásico, es una prueba de que no solo se construyeron grandes álbumes en el pasado, y de que, aunque muchas veces se piense que en el rock and roll ya está todo dicho, quedan muchas cosas por decir todavía.

6 comentarios :

ROCKLAND dijo...

Para mi gusto es su mejor obra y de largo. Los concí con esa obra y le tengo un especial cariño. "Decoration Day", también es buenísimo y lleno de grandes temas. Después la cosa fue decayendo poco a poco y ya no me llenan tanto.

Saludos.

Aurelio Pérez dijo...

Además de ésta, considero que Pizza Deliverance, Decoration Day y The Dirty South son excelentes álbumes también.

Gracias por leer y opinar.

Saludos.

manel dijo...

El disco con el que los descubrí.Impresionante documento musical y sociológico...ad vez que escucho «Let There Be Rock» se me pone la piel de gallina..Saludos.

Aurelio Pérez dijo...

Me parece un álbum tan compacto que en realidad no puedo desprenderme, aunque lo haya hecho en la entrada, de ninguno de los temas del álbum.

Gracias por leer y opinar.

Saludos.

paulamule dijo...

Lo he dicho siempre y lo diré. Este álbum es muy bueno, pero ya desde hace tiempo que se han perdido definitivamente y en cuanto a sus shows en directo, no me acaban de convencer por muchas veces que les vea.

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

La próxima vez compro sin falta, Aurelio.

Saludos.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates