agosto 31, 2011

Rockeros y sus vástagos.

El otro día leía una entrada de Manel sobre un concierto que había visto recientemente de Eddie Spaghetti en la ValHalla Rock Club, en el que nos contaba, además de sus impresiones, como en uno de los temas había participado el hijo del músico, con un resultado más o menos apetecible.

Los hijos algunas veces nos sorprenden y aunque se nos ‘caiga la baba’ cuando ‘emulan’ nuestros gustos o habilidades, nuestra admiración paterna, no nos deja apreciar la realidad de las cosas. Algunas veces los genes han hecho su labor, pero en otros casos, la herencia genética no se ha manifestado positivamente acerca de las habilidades de los progenitores. Y esto os lo cuenta alguien que viene de una generación de músicos (no de rock and roll) que aunque algo le quedó de sus progenitores y antepasados, como la afición por la música, por ejemplo; en habilidades estará, más o menos, en un 10 por ciento de quienes le preceden en el árbol genealógico.

El otro día reflexionando un poco respecto a esto, me vinieron a la cabeza una serie de ejemplos de prole, tanto en uno como en otro sentido, y para ilustrar un poco lo que cuento, hoy voy a hablar de unos pocos que, creo que, luchando con las comparaciones, han sabido estar a la altura de la situación (para otro día los que creo que no).

Gregg Allman.
Nada que decir de Mr. Gregg, un músico como la copa de un pino que, aunque no disponga individualmente de una discografía extensísima, destaca por su calidad como vocalista y compositor, tanto en solitario como en el seno de los Allman Brothers. Aunque su prole es extensa y tres de sus hijos se dedican al negocio musical, por el momento yo me quedaría con uno: Devon. Luchando contra las comparaciones de ser ‘el hijo de’ y tratando de evitarlo utilizando caminos musicales totalmente distintos a los de su padre, no ha tenido más remedio que sucumbir, para mi exitosamente, a las mismas y demostrar la calidad como vocalista, sobre todo, y como compositor. Dos temas que me encantan:

Come and Go Blues


Salvation



Tim Buckley.

Tim Buckley fue un cantante que, al igual que su futuro vástago, se quedó muchas melodías en el tintero con las que podía haber puesto color a nuestras vidas, por su trágica desaparición. Pese a ello nos queda un amplio catálogo de referencias en los que podemos apreciar tanto su calidad como cantante como compositor, creando un estilo único e incomparable, utilizando el folk rock para elevarlo a altos grados de experimentación. En su único hijo, Jeff Buckley, se cumplió al cien por cien la herencia genética, tanto para lo bueno como para lo malo, por desgracia. De apariencia frágil, idéntica a la de su progenitor, su discografía es poca pero intensísima, y como si quisiera seguir los pasos de éste, profundizó en sus raíces musicales familiares, para crear un estilo totalmente propio. Dos ejemplos que me encantan, también:

Son of a Siren


Grace



Hank Williams.

Clásico del country dónde los haya, pilar básico dónde se apoyan las generaciones posteriores de músicos del estilo, incluso los de su propia línea sanguínea, en su corta vida, dejó un catálogo de sencillos extensísimo de excelente calidad. Nos obsequió, además de con su música, con una prole fecunda en la creación musical, en la que destaco sin duda a su primogénito Hank Williams Jr. alias ‘Bocephus’. Además de la a prominente influencia musical paterna, estuvo expuesto durante su juventud a la influencia de las otras músicas, a la del rock, a la del Jazz de Dixieland, a la del blues del Delta y a la del bluegrass más puro, creando un catálogo de temas incomparables, icónicos para las posteriores generaciones de músicos americanos.
En este caso la semilla del country, también prendió en el siguiente eslabón generacional, su hijo Hand Wank Williams III, quien siguiendo la tradición familiar y las influencias de su adolescencia, más ecléctico que sus predecesores, se prodiga tanto el country familiar como con el trash metal más intenso.

Lovesick Blues


Country Boy Can Survive


Dick in Dixie



Otro día, más; aunque mejor, casi imposible...

4 comentarios :

ROCKLAND dijo...

Tres ejemplos muy positivos.
Me quedo con el talento descomunal de Jeff Buckley que desgraciadamente se nos fue demasiado temprano. Su álbum "Grace", es uno de los mejores trabajos publicados en el 90.
Devon está muy bien también con sus Honeytribes. Me gusta muhco su primer L.P y Hanbk III sigue la estela de su abuelo con su outlaw-country con una carrera muy prolifera.

Saludos.

Aurelio Pérez dijo...

Estoy a la busca de 'Torch' aunque se me sigue resistiendo.

Gracias por leer y opinar.

Saludos.

manel dijo...

Buenos ejemplos, lástima que la temprana muerte de Jeff nos dejara sin su talento...Devon viene de gira en breve, habrá que verlo. Saludos.

Aurelio Pérez dijo...

Manel:

Creo que Cerdanyola te cae cerca y que el cartel es fantástico. Que lo disfrutes. Ya nos contarás.

Saludos.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates