junio 28, 2011

Gregg Allman en el Azkena Rock Festival.

No me gusta demasiado el formato de este tipo de festivales, quizás sea cosa de la edad o que tanta variedad de bandas, actuando una tras otra, termina por confundirte; pero la verdad, que la presentación por parte de Gregg Allman de su nuevo trabajo Low Country Blues en Vitoria, me ha producido gran satisfacción musical y personal.

Quizás haya sido por el hecho de disfrutar de la actuacion en directo del cofundador de los míticos Allman Brothers Band, cuya música siempre me ha fascinado, pero también, con mi sorpresa y agrado, de poder escuchar de sus labios clásicos como Wipping post o Stateboro blues. La verdad es que, creo que más que una presentación de su nuevo álbum, la actuación ha sido un regalo a los fans europeos, poco o nada acostumbrados a oir en directo el repertorio de los Allman.



De su último trabajo solo pude distinguir los acordes del tema de Muddy Watters Can´t be satisfied, pero quede entusiasmado de escuchar, además de este y otros temas de sus anteriores trabajos en solitario, como I´m no angel; las versiones de clásicos como Dreams, Melissa, Don´t keep me wondering, Midnight rider...

No ha sido solo una delicia contemplar y escuchar a Gregg sino también a la magnifica banda que le acompaña en esta gira: su viejo amigo, Floyd Miles a las percusiones y voces, Scott Sharrad a la guitarra, Jerry Jemmot al bajo, Bruce Kazt a los teclados, Steve Potts a la batería y Jay Collins en la sección de viento. La verdad es que en la tesitura de temas de este set hubiese prefefido escuchar a Warren Haynes o Derek Trucks (y al resto de los Allman actuales) pero tanto el trabajo a la slide de Scott como de Floyd Miles, a la percusión, o Brucke Kazt, al teclado, y el de los demás integrantes de la banda, ha estado a la altura de las circunstancias. Las versiones de los temás no han sido tan extensas como estamos acostumbradas a escucharlas en los discos clásicos de la banda, ni las texturas han sido las mismas, pero hay que reconocer que superados los 60 años Gregg ha dado un recital de profesionalidad y de saber estar.




En fin, ha sido un sueño cumplido con creces y satisfacción, y una maravilla escuchar en directo los temás que tantas veces he escuchado en disco. Esperemos que en un futuro próximo podamos contar de nuevo en España con la presencia de Gregg o de los Allman Brothers.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates