enero 03, 2015

Año nuevo...

...vida vieja… y que así sea por muchos más que pasen…

No soy muy dado a fijarme propósitos cada vez que acaba un año y empieza el siguiente. Creo que es mejor hacérmelos cada día que amanece, me levanto y salgo por la puerta de casa. Generalmente intento disfrutar del día, de las pequeñas cosas que nos rodean, de la amistad de quienes con ella me obsequian y del cariño de mis seres queridos. Intento, también, ser honesto y mejor persona, conmigo mismo y con los demás, aunque algunas veces las circunstancias pongan sus trabas para impedirlo.

Para las Historias de Rock and Roll que todavía están en el tintero digital, no tengo previsiones extraordinarias, salvo intentar seguir disfrutando y escribiendo sobre lo que los discos me hacen sentir, continuar plasmando las emociones que la música me transmite.

Resultaría yermo centrarme exclusivamente en contar las sensaciones que me produce cada fragmento de rock and roll, sin fijarme y compartir con mis vecinos más cercanos, aquellos quienes cada día me hacen aprender a disfrutar con algo distinto o desconocido, a lo que por inercia me sería imposible llegar. Por ello para este dos mil quince, voy a seguir disfrutando y aprendiendo con lo que cada día me aportáis desde vuestros sitios respectivos en la blogosfera -y me refiero a vosotros, sí… a quienes estáis en mi lista de lectura diaria-, pues sois mi tercer ojo, aquel que está al tanto, observa aquello que los otros dos no advirtieron y me complementa con los matices necesarios para tener una imagen exacta de la realidad musical.

El comienzo del año era un momento bueno para poner algo distinto en ésta, vuestra casa digital, por lo que he decidido darle un cierto ambiente retro que, aunque no sea de lo más novedoso, creo que se ajusta bastante bien a lo que suele contener esta bitácora.

Tenemos un año por delante para continuar disfrutando tanto de los nuevos como de los viejos álbumes y sobre todo para seguir nutriendo nuestro voraz apetito, con las viejas y nuevas melodías pues, aunque a veces parezca que en el rock and roll todo ya fue inventado, creo que todavía nos quedan muchas cosas que descubrir que nos harán disfrutar de lo lindo y continuar enriqueciéndonos con ese arte llamado música.

Feliz año para todos…

Y para inaugurar esta nueva plantilla un título que, aunque sea de un género no habitual en estas páginas, tiene bastante que ver con su nombre…

4 comentarios :

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Muy chulo el nuevo diseño, Aurelio, aunque lo importante van a seguir siendo tus textos, siempre sabios y atentos.

Un abrazo.

Aurelio dijo...

Gracias Gonzalo. Desde luego lo que importa, como dices es el contenido.. El cambio 'estético' nada más es una cuestión de redecoración...

Nos vemos... Un abrazo.

Addison de Witt dijo...

Pues seguiremos formando ese tercer ojo y disfrutando ahora en un ambiente mas acogedor si cabe, como de los textos no tengo dudas y del buen gusto que va ha nutrirlos tampoco...miel sobre ojuelas.
Felz año!!!
Abrazo.

Aurelio dijo...

Gracias Addi, aunque estoy un tanto en el 'dique seco' por circunstancias ajenas al blog, sin duda nos vemos...

Tanto tú, como Gonzalo, Karlam y Alex, formáis parte de ese grupo de gente a la que, sin conoceros personalmente, siempre tengo en cuenta y realmente aprecio.

Un abrazo.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates