abril 01, 2012

Brighter Than Creation's Dark.

Si tuviese que describir con palabras las texturas que se entremezclan en la música de los Drive-by Truckers, para poner en antecedentes a un oyente potencial, diría que el coctel sonoro está compuesto a partes iguales por fragmentos difuminados de los acordes de los Crazy Horse, entretejidos con lamentos de pedal steel, aderezados con la amargura de las palabras que, a menudo, retratan con orgullo el lado oscuro del sentir sureño; o al menos, esta sería la descripción que haría si tratase de expresar lo que supone en esencia Brighter Than Creation’s Dark.

Sin entrar en disquisiciones sobre el estado de forma actual de los Truckers (sobran las palabras si comparásemos sustancialmente sus últimos trabajos The Big To Do y Go-Go Boots con The Dirty South o Decoration Day) nadie daba un duro por ellos, tras el abandono de Jason Isbell a posteriori de la publicación de A Blessing and A Curse, hasta que la máquina de escribir letras y melodías que lleva por nombre, Patterson Hood, se puso a trabajar en unas y otras, junto a su media naranja en la banda, Mike Cooley,  pariendo, junto con las aportaciones de Shonna Tucker, este doble álbum que es Brither Than Creation’s Dark.

Aunque el toque personal como músico y compositor de Jason Isbell se echa en falta en este álbum, los temas siguen sonando con la misma esencia (aunque no igual, por supuesto), con similar corazón e idéntico hilo argumental con que lo hicieron en el fantástico The Dirty South; asumiendo la labor de tercer guitarrista, a la slide, Johnny Neff, quien continua además, como siempre, nutriendo la música de los Truckers con el distinguible sello de su pedal steel.

A distinguir en este álbum la presencia de tres temas de puño Shonna Tucker como I’m Sorry Huston, The Purgatory Line y Home Field Advantage, en los que brilla su tímida voz, o las aportaciones más notables de Mike Cooley en A Ghost to Most o la stoniana 3 Dimes Down, más la sensibilidad y amargura de la poesía en forma de canción verbigracia de Patterson Hood en Two Daughters and a Beautiful Wife o Daddy Needs A Drink.

Esperemos que con el ave fénix que resurge de sus cenizas, tras el abandono el pasado diciembre de Shonna Tucker, Drive-by Truckers sepan levantar el vuelo y nos sigan deleitando a partes iguales con su potencia sónica y el pequeño corazón que contienen sus canciones, presentes ambos, aunque podría pensarse que algo más desangelados que en sus orígenes,  también en Brither Than Creation's Dark.

6 comentarios :

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Varias veces —la semana pasada sin ir más lejos— he tenido discos suyos entre las manos, pero nunca me decido. Se suele decir que su obra maestra es "Southern Rock Opera", aunque el que tú describes tiene muy buena pinta también.

Saludos.

luther blues dijo...

Una banda que le costo sacarse el mote de rock sureño hasta el disco anterior (A Blessing and a Curse) del que te refieres hoy . Veremos como siguieron despues tomando como enlaze tu reseña del dia
Un abrazo

Addison de Witt dijo...

A Blessing and a Curse baja el nivel claramente en mi opinión, pero este es un muy buen disco, con cortes fantásticos, ese Two Dughters and a Beautifull Wife es magnífico y los temas mas country de Coley lo mismo, tampoco los de Shonna Tucker están nada mal, su último gran disco, pues los dos últimos bajan bastante, en especial este Go-Go Boots.
Gran entrada.
Saludos.

Aurelio Pérez dijo...

Ante todo muchas gracias a los tres por leer y participar con vuestras opiniones. Últimamente, por cincunstancias personales, no tengo demasiado tiempo para postear ni para seguir otros post, aunque lo intente.

Este es buen disco, desde luego, aunque Blessing, Adisson, tampoco me disgusta del todo.

Gonzalo, el mejor punto de partida es sin duda Southern Rock Opera. Es excelente. Hace un tiempo hice una entrada sobre el mismo si quieres echarle un vistazo.

Luther, su música entroca con el southern, aunque con muchisimos matices.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola, primero decir que los Drive me han hecho pasar ratos inolvidables, La Trilogía SRO, DD, y TDS es insuperable, BTCD es un buen disco, pero observo que las composiciones se han vuelto mas mecánicas, para mi les falta sentimientos, y los discos posteriores, no aportan nada nuevo, siguen una formula, no tengo necesidad de escucharlos, en cuanto a BaC, me gusta, tiene muy buenos momentos y es variado, gracias a la presencia de Jason, Mikey y Patterson..para mi el mejor de los últimos discos es The Fine Print, con diferencia, actualmente essn un poco Pérfidos, pero confió en que retomen la senda.


Alberto

manel dijo...

A mí es un disco que me gusta y que no desentona entre sus predecesores, excepto el más flojo A Blessing. Uno de mis mejores recuerdos musicales fue seguirlos en tres días consecutivos. Viajamos de Barcelona a Bilbao, luego a Gijón y después a Zaragoza durante la gira del citado Blessing. Tres conciertos demoledores. Saludos.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates