enero 11, 2012

Get Yer Ya-Ya's Out.

Quizás sea el detonante de mi entrada temprana en el mundo del rock and roll, el sencillo extraido de éste álbum, contenedor de los temas Little Queenie y Jumpin' Jack Flash, que en compañía de un amigo y junto a el If You Want Blood (You've Got It) de AC/DC, reproduciamos una y otra vez en su modesto tocadiscos, pero de lo que si estoy seguro es de que este par de temas me llevó a entrar de lleno en el mundo de los Rolling Stones, convirtiendo a Get Yer Ya-Ya's Out en una de mis primeras adquisiciones musicales, convirtiendose en el primer vinilo de mi colección.

A medida que han pasado los años la exploración en el mundo estoniano me ha llevado a poseer casi la totalidad de sus grabaciones en estudio y en directo de la banda, y este disco que, además de ser eslabon intermedio entrela época americana y la británica, es el que me ha llevado ha urgar en el pasado de los Stones y disfrutar de los Decca Years, periodo que particularmente más me hace disfrutar.

Despues de tantas y tantas reseñas echas en la historia de este álbum, tanto por la crítica como por los degustadores del buen rock and roll, quizás se puedan verter pocos atributos más para ensalzar la calidad de esta grabación, que para mi, después de más de cuarenta años de su publicación sigue sonando tan fresca como en el momento que vió la luz.

Disfrutando cada tema con el máximo deleite,  el que más me hace vibrar es el fantástico slow blues que contiene la versión del tema de Robert Johnson Love in Vain, dónde las guitarras de Keith Richards y Mick Taylor susurran las notas necesarias para que Jagger efectue acompasadamente su narración vocal. Aunque la potencia de Jumpin' Jack Flash y la presteza de las versiones de Chuck Berry Carol y Little Queenie, vengan a poner el punto más marchoso del álbum, la puesta en escena del demoniaco Sympathy for The Devil se convierte en otro de mis temas estrellas, no solo del disco, sino de la discografia de sus satánicas majestades.

Una obra maestra que, al pincharla, hace rejuvenecer tanto al rock and roll como a quien lo escucha. Muchas veces apelamos a la falta de innovación musical en el mundo de la música actual, pero aunque la innovación fuese lo común en la actualidad pocas cosas que se digan podrían superar lo que se dijo en este álbum.

Stones forever!

5 comentarios :

Benet Rockfloyd dijo...

Justo hace un año me regalaron el box por Reyes y me encantó.

Genial concierto.

Addison de Witt dijo...

El mejor y mas mítico directo de los Stones, ahora ojo, el reciente Affaire in Brussels me ha volado el coco, cuando menos se le acerca.

Saludos.

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Uno de los mejores directos de la historia del rock, complemento perfecto de la genial obra en estudio de los mejores Stones (1968-72).

Saludos.

luther blues dijo...

El mejor disco en vivo de sus mejestades ,muy superior al siguiente(Love you live) .Con la mejor formacion que hayan tenido y preparandose para lo que vendria despues con Sticky Fingers
Un abrazo y buen fin de semana

Aurelio Pérez dijo...

Veo que hay quorum en cuanto al disco, como no podía ser de otra forma. Addison tomo nota de tu recomendación.

Gracias a todos por leer y opinar.

Saludos.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates