octubre 04, 2011

Tras las vacaciones, rock and roll...

Casi, lo primero que he hecho, después de entrar por la puerta y acomodar la maleta, ha sido pinchar un poquito de música nacional, más que nada, para ‘desintoxicar’ la polución anglófona de la última semana. De vez en cuando, no viene mal dar una vuelta por ahí fuera, para echar de menos y valorar lo que uno tiene en su tierra, aunque una vez aquí, la retina esté llena de magníficos paisajes, bonitas ciudades y gente entrañable.

Y siguiendo un impulso inmediato, he rescatado de las estanterías un disco de rock and roll de lo más ‘castizo’ que uno se puede encontrar dentro del panorama musical nacional de todos los tiempos y que para algunos, como yo, fue el punto de inflexión para entrar de lleno en el mundo del rock: Leño.

Al leer los créditos he experimentado un poquito de ‘repelús’ por los ‘elementos’ que figuran en los mismos (para más señas el nombre del Sr. dilapidador de la S.G.A.E.), pero la música que contiene me ha puesto a funcionar a pleno rendimiento y me ha recargado aun más las pilas de orgullo nacional.

Aunque Leño, haya sido para mi sinónimo de simplicidad en lo que a rock and roll se refiere, este disco es uno de los que hace revivir el espíritu de la primera juventud, cuando las melenas ondeaban al viento a golpe de los acordes tocados en una guitarra imaginaria y cuando las ideas de futuro optimistas fluían en la cabeza por doquier.

Aunque los temas más extendidos al conocimiento musical y que más se prestan para el aprendizaje a los guitarristas noveles son el Tren o Este Madrid, Castigo abre el álbum con un rugido que desemboca en un ejercicio de guitarra fascinante de manos de Rosendo, acompañado magistralmente en la sección rítmica por Chiqui Mariscal y Ramiro Penas. La Nana, es un tema instrumental entrañable en el que los teclados se mezclan con las guitarras acústicas y eléctricas, y en el que se sigue una progresión que va del sosiego a la máxima excitación y de esta a la calma, que rompe con los registros más clásicos del rock and roll. Sodoma y Chabola tiene un riff poderoso que engancha, y Se Acabo!!! pone punto y final con una exhibición de las posibilidades de guitarrísticas, del abanico musical y de los registros en que se manejaba y maneja Rosendo Mercado.

Un disco señero dentro del fenómeno musical que para la historia quedó como ‘rock urbano’, que nutrieron otros tantos grupos, como Asfalto, Ñu, Coz… que bajo el sello ‘Chapa Records’ pintaron el panorama nacional del rock and roll entre mediados y finales de los setenta. Un disco entrañable también, para algunos como yo, que despertamos al mundo de la música con los acordes de esta banda, aunque ahora, con el paso del tiempo, las letras suenen un poco ‘ingenuas’. Un disco que conviene rescatar más a menudo para ser conscientes de nuestros ‘orígenes’.



Aunque...

… las vacaciones hayan terminado, quedan las imágenes en el recuerdo reciente y las fotos para avivar la memoria remota, de los paisajes maravillosos e idílicos de las Highlands, como este de la pequeña localidad de Glencoe, en cuyas proximidades tuvo lugar la ‘masacre’ de la que la mayoría tuvimos conocimiento por la película ‘Braveheart’.

6 comentarios :

ROCKLAND dijo...

Joder, qué pasada de sitio. Normal que hayas desconectado de la rutina diaria.

Bienvenido again!!!

Saludos.

Aurelio Pérez dijo...

Gracias por la bienvenida. La verdad es que este y otros paisajes de Escocia son maravillosos, aunque llegar a su ubicación ha tenido el coste de conducir por la izquierda en carreteras lamentables.
De todas formas tengo constancia de que en Asturias hay paisajes increiblesde los que disfrutar.

Gracias por leer y opinar.

Saludos.

manel dijo...

Muy buenos Leño. Aunque a mí me gustaba más su última etapa. Mi favorito de ellos es, creo, el último que editaron, Corre, Corre. Estupendo lugar para pasar las vacaciones amigo!!! Saludos.

ROCKLAND dijo...

En efecto, En Asturias vamos muy bien servidos con la naturaleza. A veces no apreciamos lo que tenemos a nuestro alrededor.

Saludos.

paulamule dijo...

Bienvenido. Precioso paisaje. Yo que tú, me hubiera quedado, aunque mejor en verano. Habrá que visitar Escocia de una vez por todas.
Salud.

Aurelio Pérez dijo...

Ya me hubiera gustado quedarme, pues los paisajes y la gente son maravillosos, aunque siempre se echan en falta cosas, como los seres queridos, los buenos amigos y una buena 'fabada'.

Gracias a los tres por leer y opinar.

Saludos.

Quizás también te interese...

 

historias de rock & roll © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates